ANÁLISIS: Touch-Colors, Touch-Emotions, Touch-Numbers, Touch-Shapes & Touch-Words

Special iApps es ya un conocido fabricante de apps educativas para niños con dificultades en el aprendizaje. Sus apps Palabras especiales, Números especiales e Historias especiales ya llevan un tiempo en el mercado y destacan, entre otras cosas, por soportar una larga lista de idiomas.

Ahora la empresa nos ofrece una nueva serie de 5 apps para iOS y Android pensadas para los niños que están justo al principio de su aprendizaje de vocabulario de colores, emociones, números, formas y palabras.


Causa-efecto

Las apps en sí son muy sencillas. Van presentando las palabras del vocabulario (12 colores, 8 caras mostrando emociones, números del 0 al 20, 12 formas y 28 palabras de vocabulario básico) de forma secuencial.

Cada vez, el niño debe tocar la imagen para ver aparecer debajo la palabra asociada y oír el correspondiente clip de audio. Segundos después, aparece la siguiente imagen, y así hasta volver a empezar de nuevo la serie desde el principio.

No hay opciones de ningún tipo más allá de cambiar el idioma ni posibilidad de añadir más fotos. La idea del fabricante es que estas apps son una primera introducción al vocabulario, y que sus apps Palabras especiales o Números especiales son el paso siguiente lógico y ya permiten una gran personalización. Los usuarios se sentirán como en casa, ya que hay muchas imágenes comunes.

Valoración

Este conjunto de 5 apps, por sí sola, no destacaría en un mercado abarrotado de apps, pero dentro de la oferta de Special iApps sí tienen sentido y pueden ser un primer paso en el aprendizaje. Como ya indica el fabricante, la presencia de un adulto será necesaria para ayudar al niño, premiarle, etc.

Special iApps merece una valoración adicional por su esfuerzo en adaptar sus apps a múltiples idiomas y a las dos plataformas dominantes (iOS y Android). Lo primero lo consigue en parte con la ayuda de voluntarios de diferentes países que ayudan a localizar la app a nuevos idiomas (incluyendo muchos para los que la oferta de apps para TEA es nula o casi nula). En este sentido, sigue buscando voluntarios que ayuden a ampliar la lista de idiomas soportados. Sin duda, este es un modelo a seguir que me encantaría que muchos otros fabricantes adoptaran.

-Francesc Sistach

 

Touch-Colors 1.0.1
Compañía: Special iApps
Idiomas: Español, inglés, catalán, francés, croata, etc. (consultar la lista en iTunes o Google Play)
Funciones: Inicio al aprendizaje de vocabulario básico.
Versiones: Para iPad/iPhone y para Android.
Precio: Entre gratuitas y $1.99 / €1.79.

 


 

ANÁLISIS: Alex aprende a vestirse solo

El nombre de la app ya lo dice todo: sirve como apoyo en el aprendizaje del hábito diario de vertirse solo, y lo hace mediante un sencillo juego en el que hay que vestir a Álex, el protagonista.

A base de vestir a ese chico podremos practicar el orden correcto de las prendas, cuáles son adecuadas para cada caso y hasta ver en más detalle las partes más complicadas, como ponerse los calcetines, abrocharse un botón o subirse la cremallera.

Cinco escenarios

Tras la pantalla de inicio, lo que nos aparece es una secuencia de escenarios en los que vestir a Álex. Inicialmente la app incluye uno gratuito (el invierno) y permite adquirir los otros cuatro (verano, lluvia, noche y deporte) como una compra desde dentro de la app.

Ya dentro de un escenario, nos aparece Álex en calzoncillos y en la parte inferior diversas prendas y calzado. La idea es que vayamos escogiendo las adecuadas en el orden correcto y llevándolas a la parte del cuerpo correspondiente. Cada vez que lo hacemos oímos el nombre de esa prenda y vemos una animación más o menos compleja de cómo ponerse esa prenda (o calzado), aparte de algún mensaje de ánimo.

Y si nos equivocamos en el orden o escogiendo una prenda que “no toca”, oiremos una voz de aviso tipo “Ups” o similar.

Cuando terminamos, vemos una imagen de “premio” y después volvemos al menú de escenarios, donde vemos además la puntuación –de 1 a 3 copas– que hemos obtenido en el último escenario.

Valoración

Álex aprende a vestirse solo es una app sencilla pensada como refuerzo en la adquisición del hábito correcto de vestirse. Destaco positivamente que los gráficos y el diseño son muy agradables, y que el movimiento y la música están muy bien logrados. La app –y la web del fabricante– incluyen además algunos consejos e información útil elaborada por pedagogos. Los escenarios tienen mucho sentido, cubriendo bien las situaciones más habituales en la vida de un niño.

Por otro lado, la actividad de vestir a Álex es realmente muy simple, sin que haya variedad alguna, y la app es a mi entender muy estricta en el orden (los calcetines siempre muy al principio). En cualquier caso, la app con el primer escenario es gratuita, y eso permite evaluarla bien y probarla con los niños antes de adquirir el resto de escenarios.

- Francesc Sistach

Alex aprende a vestirse solo
Compañía: DidacticApps
Idiomas: Español, inglés, francés, catalán, alemán.
Funciones: Actividad de vestir a un personaje de forma y en el orden adecuados.
Versiones: Para iPad y para iPhone.
Precio: Versión gratuita con una compra de $2.99 / €2.49 dentro de la app.

 

 


 

ANÁLISIS: Happy Geese para iOS y Android

Encontrar apps de ocio adaptadas a niños con necesidades especiales es una de mis actividades preferidas y, a veces, más frustrantes. En ocasiones, un botón de texto es suficiente para arruinar la accesibilidad de un juego inicialmente atractivo. Otras veces, los añadidos de tipo educativo que incorporan muchas de estas apps no son compatibles con el nivel cognitivo de todos los niños.

La búsqueda y el análisis de apps –de ocio, de comunicación o de aprendizaje– me llevó hace más de dos años a iniciar la web iAutism. Y me ha llevado también a implicarme en el proyecto Happy Geese, una app que se resume en la adaptación del Juego de la Oca y del juego de Escaleras y Serpientes (en inglés, Snakes & Ladders; juego mucho más popular en América) para niños con necesidades especiales.

Combinando un diseño pensado para estos niños con diversas ayudas visuales, Happy Geese me permite, por fin, jugar a juegos de mesa con toda mi familia.

Dos juegos en una app

Lo primero que te encuentras al entrar en Happy Geese es un menú con dos tableros que corresponden a los dos juegos que se incluyen: la Oca y Escaleras y Serpientes.

Tocando cualquiera de ellos vas a parar a las respectivas pantallas de configuración. Happy Geese permite centenares de combinaciones de partidas, lo cual es positivo pero exige una configuración más compleja que en un juego de mesa típico. Este aspecto queda suavizado en parte con una ayuda que describe cada opción una a una.

Por un lado, a la izquierda, tienes que escoger con qué tablero quieres jugar. Hay 5 tableros de dificultad creciente por juego. La app gratuita para iOS incluye 2 tableros para cada juego y permite comprar los 3 más avanzados desde la propia app, mientras que las versiones full para iOS y la de Android incorporan ya de entrada los 10 tableros.

A la derecha encuentras 5 opciones de configuración. La primera te permite escoger el tipo de casillas (de colores, de letras de colores o blancas, y de formas de colores o blancas) y de dados (esas cinco combinaciones más dados de números y dados de puntos, que además pueden ser de uno o de dos dados).

Otras dos opciones te permiten escoger si quieres que en los tableros haya serpientes y escaleras u ocas y puentes. Estos elementos implican tableros más complejos y reglas especiales.

Las últimas dos opciones te permiten decidir si quieres que la casilla donde hay que mover la ficha brille a modo de ayuda visual y si quieres que la casilla final sea múltiple, es decir, que tenga todos los colores, letras o formas, de manera que no haya “rebote” hacia atrás.

En total, esto da 280 posibles configuraciones diferentes por juego. Además, la secuencia de letras, formas o colores que forma el tablero es diferente entre partidas, con lo que la variabilidad es enorme.

Fichas de 3 tipos

En el apartado de las fichas, Happy Geese ofrece tres tipos: dibujos de caras de 16 niños y adultos, 8 caras de animales y la opción de hacer fotografías o aprovechar alguna fotografía del carrete del iPad para hacer fichas con la propia cara de los jugadores (lo que sirve como otra ayuda visual durante el juego).

Como aderezo, se puede nombrar a un jugador como el Rey de la Partida, con lo que la app “trucará” los dados para ayudarle a ganar. Es una opción interesante para evitar según qué conflictos, pero siempre que los jugadores niños no tengan acceso a la configuración y se peleen para ver quién es el rey.

¡A jugar!

Y empieza la partida. Hay un sorteo inicial para saber quién empieza y a partir de ahí el juego transcurre con normalidad. Como ayuda, la ficha y el dado del jugador al que le toca tirar brillan. Cada jugador tiene su propia zona para el dado en uno de los lados del iPad, junto a su nombre, y el dado solo aparece cuando le toca jugar. Y si la ayuda visual está activada, pasa mucho rato o el jugador lleva la ficha a un lugar equivocado, la casilla destino empieza a brillar también.

Un dado típico con de 1 a 6 puntos negros o con cifras puede ser todo un desafío. Happy Geese soluciona esto con dados de colores, formas o letras, de forma que la ficha tiene que avanzar hasta la siguiente casilla con ese color, forma o letra.

Dados, ocas, puentes, serpientes y escaleras tienen unas animaciones asociadas que hacen la partida más distraída. También hay varios detalles aquí y allá, como que las fichas que están delante de la del jugador activo se aparten un poco para que se puedan ver bien las letras, colores o formas, por ejemplo.

Cada vez que un jugador termina, su ficha sube a un podio, pero la partida sigue, incluso cuando ya solo queda un jugador.

Con el tiempo, se supone que se irán incorporando a las partidas los elementos tipos serpientes y ocas y pasando a tableros más complicados. Los últimos de cada juego se parecen ya bastante en forma y número de casillas a los típicos juegos de mesa.

Valoración

Frente a las muchas versiones del Juego de la Oca y de Escaleras y Serpientes, Happy Geese representa una opción más accesible para niños muy pequeños o para niños y no tan niños con necesidades especiales. Su gran variedad de posibles configuraciones permite ir adaptando el juego a las capacidades de cada niño. El apoyo en la gestión de turnos, las fichas con fotos de los jugadores o los dados sin cifras facilitan mucho el acceso a estos juegos de mesa.

Habiendo participado en el proyecto de esta app, me cuesta más criticarla, aunque se me ocurren muchas cosas que me gustaría que tuviera, como la posibilidad de jugar con casillas y fichas más grandes, especialmente si se utiliza un iPad mini.

En cualquier caso, creo que Happy Geese debería verse como una interesante aportación al campo de las apps de ocio adaptadas a niños con necesidades especiales.

- Francesc Sistach es Editor de iAutism, y ha participado activamente en el desarrollo de Happy Geese.

Happy Geese 1.0
Compañía: Appically
Idiomas: Español, inglés, francés, catalán.
Funciones: Juegos de la Oca y de Escaleras y Serpientes adaptados a niños y adultos con necesidades especiales.
Versiones: Para iPad y para tablets Android
Precio: Para iOS: versión gratuita con compras dentro de la app. Para Android: versión full por $2.99 / €2.30.

 


 

ANÁLISIS: SpeakColors

Su nombre engaña un poco. SpeakColors va mucho más allá de una app para aprender los colores, y proporciona ejercicios para aprender vocabulario diverso, trabajar el lenguaje receptivo y expresivo, y practicar con diversas estructuras básicas de frases.

Y ahora, con la versión SpeakColors Español Pro podemos hacer lo mismo en español.

Combinar colores

El menú principal de SpeakColors te permite acceder a la ayuda y a la personalización, pero el botón principal te lleva directamente a la pantalla de trabajo.

En la pantalla de trabajo nos encontramos diversos elementos. En el centro y bien grande, un cuadrado de un color y una fotografía de un objeto real de ese color. Tocando cada uno de esos elementos, podemos oír un clip de audio con la locución de la palabra correspondiente. Y en el centro, abajo, tenemos un botón de un micrófono que nos permite grabar –y después reproducir– un clip de audio a nuestro antojo.

La idea es sencilla. El alumno ve combinaciones de colores y objetos y puede practicar el lenguaje receptivo y el expresivo. Los botones con las flechas abajo nos permiten ir pasando a otros objetos del mismo color, y los botones de colores arriba nos permiten cambiar de color. SpeakColors permite trabajar con siete colores básicos: blanco, negro, azul, verde, rojo, amarillo y naranja.

Pero aún hay más. Las “frases” no tienen porqué ser únicamente una combinación de nombre y adjetivo de color (o al revés en inglés). Podemos escoger entre 13 plantillas de frases –19 en español para cubrir bien nombres masculinos y femeninos–. Si la plantilla tiene una o más palabras adicionales, estas aparecerán en cajas y tendrán a su vez clips de audio asociados. (Nota: las imágenes son de las versiones en inglés o en español).

De esta forma, el alumno puede ir practicando modelos de frases simples, tipo “Juego con un …” o “En mi casa, tengo una…”.

Algunos botones más de una esquina nos permiten movernos a un objeto concreto rápidamente –seleccionándolo de una lista– o a bloquear en parte las frases posibles, de forma que no se pueda cambiar la plantilla de la frase, el color y/o el objeto. Desde el menú principal también se puede escoger si se quiere que aparezca el texto de cada color y objeto justo debajo de las correspondientes imágenes.

Personalización

SpeakColors viene precargado con un vocabulario básico y 200 fotografías que permiten algo más de 1.000 frases. Pero SpeakColors permite añadir nuevas palabras al vocabulario (incluyendo su texto, imagen y clip de audio), decidiendo en qué plantillas de frases se pueden utilizar. Esto se consigue en una pantalla de configuración muy similar a la de trabajo y fácil de usar. La misma funcionalidad permite cambiar los clips de audio y las fotografías precargadas.

Destaca que al tomar fotografías no solo podemos escalarlas –algo típico– sino girarlas –menos típico pero muy útil también.

Valoración

SpeakColors es una app relativamente sencilla, que se domina en cuestión de minutos, y que gracias a su capacidad de personalización puede servir de base para trabajar con un conjunto muy amplio de vocabulario.

Se parte de que el alumno ya conoce como mínimo las asociaciones objeto-color (aunque tal vez no las domine del todo), y en este sentido arranca aquí y permite ir evolucionando hacia frases más complejas y hasta con verbos, pero siempre incorporando la variable de color.

Puestos a pedir, me encantaría tener la posibilidad de trabajar primero únicamente con los colores y posteriormente sin ellos, o de tener un registro, pero como siempre la lista de ampliaciones posibles es muy larga. En la versión en español (SpeakColors Español Pro), los clips de audio tienen algo de acento americano y el naranja está representado por “anaranjado”, pero siempre cabe la posibilidad de cambiarlo desde la opción de personalización.

En cualquier caso, SpeakColors puede resultar una app útil para practicar lenguaje expresivo y receptivo, asociaciones con colores y estructuras de frases simples. Y la versión Lite gratuita permite probarla a fondo cualquiera de las dos versiones antes de adquirirla.

-Francesc Sistach


SpeakColors Español Pro 3.2 / SpeakColorsHD
Fabricante: RWH Technology
Idiomas: Español, inglés.
Funciones: Aprendizaje de asociaciones objeto-color y frases simples con colores.
Versiones: iPad.
Precio: SpeakColors Español Pro: 5,99€/6,99$; SpeakColorsHD: 3,59€/3,99$; versiones ‘Lite’ gratuitas de las dos